Pequeños, grandes avances!!!

Cuando te dan un diagnóstico, la mayoría se enfoca en lo negativo del mísmo, en lo que la persona no podrá hacer o lo que según su experiencia, va a padecer. Son pocas las personas que te dicen, lo que sí se puede hacer y lo mucho que se puede lograr.

Juan Pablo, hace poco cumplió 10 años, según los médicos, viviría 1, máximo 2 años. Tampoco lograría hacer nada, no se movería y jamás sonreiría.

Gracias a Dios, nunca nos quedamos con esa información, siempre buscamos como lograr que él tuviese calidad de vida y además fuese un niño feliz.

Las personas que tienen hijos estándar, tal vez puedan ver a Juan Pablo, y notar claramente el retraso global en el desarrollo que él presenta, pero lo que ellos no logran ver son esos pequeños-grandes avances, que a nosotros, padres y familia nos llenan de felicidad.

Esos pequeños-grandes avances, se empezaron a mostrar por primera vez, como a los 11 meses, cuando Juan Pablo, empezó a moverse de estar boca arriba y colocarse de lado, o estando boca abajo tratar de ponerse boca arriba. Por fin luego de muchos meses, empezaba a moverse, y no se imaginan la alegría que eso nos produjo, por fin comenzaba a rolar. Luego empezaron a aparecer las sonrisas espontáneas o sociales y fijar la mirada. Allí descubrimos que Juan Pablo, era selectivo, si la persona que estaba enfrente de él, no le generaba confianza o interés, simplemente permanecía con la mirada perdida, pero si alguno de nosotros se acercaba, volteaba a mirarnos.

Cuando empezamos a realizar la terapia C.M.E., pudimos ver a Juan Pablo de pie y fue realmente maravilloso, aunque aún no consolida el estar de pie, la fuerza que ha desarrollado en las piernas es impresionante. Hoy en día casi logra sentarse solo en algunos momentos, y ver la expresión de felicidad en su rostro es algo indescriptible.

Cada pequeño avance de Juan Pablo ha resultado en inmensa felicidad para toda la familia. Tal vez, hayan  personas que  no logren comprender a que se debe esa felicidad, pero cuando empiezas a agradecer por las pequeñas cosas de la vida, cosas grandes suceden: y así ha sido con Juan Pablo.

Hoy en día, aunque no se sienta, ni camina, sabe jugar, se divierte enormemente, y podemos decir que ha tenido grandes avances.

¿Cuáles avances has logrado observar en tu hijo? Déjame tu comentario, estaré feliz de responderte.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close