El camino de las Terapias

A los 7 meses de nacido, Juan Pablo comenzó a recibir terapias en un Centro dedicado a la atención de niños especiales en Caracas. Allí comenzó nuestro camino de las terapias.

Recibía fisioterapia y terapia ocupacional 3 veces por semana. Yo lo llevaba en las mañanas, luego de darle desayuno y tomar sus medicamentos. Al principio era muy duro ver como lo movían de un lado al otro, lo colocaban sobre colchonetas y le realizaban algunos ejercicios, mientras lloraba y salía totalmente extenuado.

Más tarde se convirtió en una rutina y él se fue acostumbrando. Un día cuando la terapista comenzó a realizarle la terapia, al poco tiempo de comenzada se quedó dormido, me extraño un poco, pero pensé que podían ser los medicamentos. Al terminar se despertó.

A la siguiente sesión de terapia, volvió a ocurrir lo mismo, a penas empezamos, se volvió a dormir, yo estaba conversando con la terapista, diciéndole que me parecía raro, porque había dormido bien y ya había pasado tiempo suficiente, como para que el efecto que le producía el medicamento hubiese pasado. Ella lo había dejado sobre la colchoneta donde le realizaba los ejercicios, mientras nosotros conversamos sentadas a su lado, cuando de repente veo a Juan Pablo y noto que abre un poquito los ojos y allí descubrí que se hacía el dormido, sí como lo lees, se estaba haciendo el dormido.

Eso me causo mucha gracia, como un bebé, que además se suponía no entendía nada, podía hacerse el dormido. Se lo comente a la terapista y ella decidió seguirle haciendo los ejercicios, así que a Juan Pablo, no le quedó más remedio que abrir los ojos.

Llegué a la casa contándole a mi esposo, sobre lo que había hecho Juan Pablo y él se me quedo viendo incrédulo y realmente no me creyó hasta que Juan Pablo se lo hizo a él.

Una de las primeras cosas que aprenden los niños, es a manipular. En una forma instintiva ellos lloran cuando tienen hambre, sueño o tienen el pañal sucio. Uno como padre no sabe cuál es el motivo real del llanto, así que corremos a tomarlo en brazos y empezamos a descartar que es lo que quiere o tiene. Allí los niños realizan un gran descubrimiento, “si lloro mamá viene corriendo y me toma en brazos”. Con ese primer descubrimiento, comienza el camino de aprendizaje de los niños.

Aunque no lo creas, tu hijo logra descubrir más rápido que tú, como lograr tu atención. Como te conté en otro artículo, la profesión de padres, es la única donde primero te dan el título y luego cursas la carrera. Pero nuestros hijos son unos alumnos avanzados, lo cual resulta maravilloso y sorprendente.

Juan Pablo ha aplicado muchas tácticas para no hacer sus terapias, pero yo aprendí que si él era capaz de hacerse el dormido, podía entender muchas cosas, así que dormido o no siempre ha tenido que hacer sus terapias.

Tu hijo alguna vez te ha hecho algo parecido?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close